La gravedad de las fallas del damper

La polea del cigüeñal, también conocida como dámper, se compone de tres piezas; dos metálicas de las cuales: una se conecta al cigüeñal y sirve como unión, y la otra forma parte del esquema de la correa de accesorios de vehículo. Entre estas va una de goma, cuya función es absorber las vibraciones producidas por el cigüeñal, a causa de las explosiones en la cámara de combustión por el movimiento de los pistones.

Sin el efecto que ofrece el dámper, las vibraciones serían muy fuertes y se traspasarían por medio del sistema de transmisión al resto de la máquina, ocasionando serios daños. Las agitaciones que se generan por la compresión del aire pueden ser muy perjudiciales, para el cigüeñal y otros elementos del coche. Por ello, es recomendable revisarlo periódicamente para comprobar su estado y así evitar cualquier tipo de inconvenientes.

¿Qué pasa si el dámper se daña?

Cuando el dámper se daña se hace muy notorio por la vibración y por los ruidos procedentes del motor; sobre todo al estar en ralentí, porque se hacen más intensos, y al no tener la polea del cigüeñal es probable que este se rompa. Si la avería tiene solución, es casi seguro que será muy cara; mientras que si no, el vehículo no serviría de nada y la única salida provechosa sería llevarlo a un desguace.

Otro contratiempo que le causaría problemas al motor es que se rompa la correa de distribución; si se percata de ello, debe revisar el dámper para descartar que sea el causante de esa avería. También podrían generarse daños a la bomba de dirección, o incluso al compresor del aire acondicionado. Como fuera, al presenciar estos signos revise el dámper y así se cerciora de dónde proviene la falla y si es posible solucionarla.

Aunque el dámper es caro, el gasto es menor a tener que reponer el cigüeñal

Aun cuando los inconvenientes con el dámper no son baratos, el gasto es menor a tener que reponer el cigüeñal. Para salvar un poco el presupuesto podría consultar en https://www.piezasdesegundamano.es, una web que pone a su disposición miles de piezas, gracias a la variedad que disponen las diversas empresas de desguaces asociadas a la misma; solo debe completar la solicitud para que le sea enviada a tales colaboradores distribuidos en toda España.

No atender las fallas con el dámper podría hacerlo perder el vehículo, recuerde que son muchos los elementos que dependen de su buen funcionamiento. La mejor solución es hacer las cosas a buen tiempo, no espere a que su coche lo deje tirado para prestarle atención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.