Como cambiar la bomba de agua en un vehículo

Como cambiar la bomba de agua en un vehiculo

La temperatura de operación de tu coche es algo vital que debes tener en cuenta, en especial porque así tu vehículo podrá funcionar correctamente. Si necesitas una bomba de agua de segunda la podrás encontrar visitando la web de https://www.despiecesde.com/, porque allí te ofrecerán la mejor calidad y los precios más bajos.

Sin embargo, debes tener en cuenta que existen varios factores que debes tener en consideración a la hora de cambiar la bomba de agua. Para conocer el proceso y los costes del mismo, te invito a que sigas leyendo atentamente este post.

Consejos para el cambio de la bomba de agua

Lo primero que debes saber es que llevar el coche a un taller es lo más sencillo, porque allí se encargarán de todo. Pero el coste puede ser limitante, en especial porque en algunos coches este puede ascender hasta los 1000 euros, lo que hace que sea un grave inconveniente.

Por otra parte, puedes hacer el cambio por tu cuenta y ahorrar mucho dinero porque una bomba de agua de segunda puede tener un coste de unos 150 euros o menos. Para hacer el cambio por tu cuenta asegúrate de seguir este procedimiento:

Desinstala la bomba vieja

Para que puedas hacer la reparación de forma segura lo mejor es que el coche esté frío, por lo que se recomienda dejarlo en reposo durante toda la noche. Asegúrate también de que esté elevado para que sea mucho más fácil realizar todo el proceso de drenaje del mismo.

Cuando el coche esté en posición, será el momento de comenzar con el drenaje del líquido refrigerante. Asegúrate de drenar todo el líquido y así proceder a desconectar las mangueras que están conectadas a la bomba de agua. Por último, quita los tornillos de fijación para retirarla del motor y asegúrate de dejar la zona completamente limpia.

Instala la bomba de repuesto

Es vital tener en cuenta que la bomba de repuesto debe ser igual a la que acabas de quitar, porque de lo contrario tendrás problemas. Si es así, colócala en su lugar con los tornillos de fijación y conecta nuevamente las mangueras.

Debes llenar el sistema con líquido refrigerante, y asegurarte de que no exista ningún tipo de fuga en el motor. Enciende el motor para eliminar el exceso de aire y rellena el faltante de líquido refrigerante, para que al final, dejes el coche en reposo por lo menos por 4 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.