¿Qué es el alicatado de una cocina?

Conocemos como alicatado la acción de revestir un suelo o pared con azulejos y/o baldosas de distintos materiales, colores y diseños posibles. Ello se puede llevar a cabo tanto en cocinas, baños como estancias de interior o exterior de nuestro hogar. 

En una cocina el alicatado de las paredes nos permite protegerlas de salpicaduras, manchas y del humo que generamos al cocinar. Debido a la exposición que tiene esta superficie a la suciedad, deberemos limpiarlas con asiduidad, por ello los materiales escogidos para su recubrimiento debe facilitarnos esta tarea. 

Pero, ¿qué tipos de alicatado existen en cocina?

Alicatado en paredes

Este tipo de alicatado se caracteriza porque suele realizarse con azulejos. Éstos son piezas de cerámica que ofrecen muy buenos resultados a la hora de proteger nuestras paredes de la cocina de la suciedad, a la par que facilitan su limpieza. 

Otra manera que existe a la hora de alicatar paredes en nuestra cocina empleando azulejos son los mosaicos. Consiste en formar mosaicos con piezas de diferentes diseños de azulejos, su resultado es espectacular y es muy empleado en cocinas modernas.

El gresite es también una opción muy utilizada y con resultados maravillosos en cualquier cocina que se coloque. También es empleado en baños, pero en cocinas da un toque muy único y original.  Es como la versión moderna de los azulejos convencionales. 

Alicatado en suelo

Sin duda uno de los materiales estrella a la hora de realizar el alicatado de los suelos en cocinas es el gres porcelánico. Ofrece una gran resistencia y podría decirse que es el tipo de gres más resistente de todos.

Además también el gres porcelánico ofrece cualidades de no absorción, lo cual nos facilita mucho las cosas ya que en la cocina es más fácil tener accidentes que impliquen vertido de líquidos. 

¿Conoces los azulejos hidráulicos? Han supuesto toda una revolución vintage que está pegando fuerte en las cocinas. Este material era muy empleado en las cocinas de los años setenta, ahora vuelven con los mismos motivos y diseños pero con mayor calidad y resistencia de sus materiales. 

Puedes verlos en alicatados tanto de pared como de suelo, ya que a día de hoy la fiebre por esta tendencia deco vintage se ha extendido a ambos usos. Por ello no tengas miedo de aplicarla en cualquiera de los dos casos. 

Como ves son múltiples las opciones, diseños y materiales disponibles para el alicatado de tu cocina. Ten paciencia y elige bien aquellos colores y acabados que más se ajusten a tus gustos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.