¿Qué tipo de tratamientos contra la intolerancia al gluten existen?

El tratamiento intolerancia al gluten es sencillo de exponer, aunque complicado de llevar a cabo: se trata de eliminar de la dieta todo el gluten. Y cuando nos referimos a todo, queremos decir eso, todo, ya que tomar pequeñas cantidades del mismo puede dar síntomas igualmente y destrozar la flora intestinal a medio o a largo plazo. Por eso, la decisión tiene que ser tajante.

Elimina el gluten de tu dieta por completo

No es fácil. Solo cuando intentas eliminar el gluten de tu dieta te vuelves totalmente consciente de cuánto consumes a lo largo del día y de cuántos productos lo llevan en su composición. La primera etapa es la más complicada porque tendrás que leer todas las etiquetas de todos los alimentos hasta que puedas conformar una lista de la compra habitual libre de gluten.

Hecho esto, lo habitual es consumir siempre las mismas marcas por lo que solo hay que ver la etiquetas cuando se quiere incorporar algo nuevo al carrito de la compra. El problema es cuando se come fuera de casa aunque hoy, todos los locales tienen el listado de alérgenos a disposición de los clientes, lo que facilita mucho las cosas.  No te olvides de preguntar por platos libres de gluten en los lugares a los que acudas a comer.

Refuerza tu flora intestinal

Tras haber tomado gluten siendo intolerante tu flora intestinal estará seguramente dañada. Por eso hay que reforzarla tomando un preparado que contenga probióticos y prebióticos. Es bueno que al menos durante la primera etapa de adaptación se siga tomando el complemento ya que es fácil equivocarse y consumir gluten por error.

Una vez que se hayan adquirido los nuevos hábitos ya no será necesario tomar a diario los probióticos aunque se pueden consumir antes y durante los viajes como medida de precaución ya que al comer fuera es fácil acabar consumiendo gluten sin querer.

¿Y los cosméticos?

Seguramente has visto que muchos cosméticos se anuncian como libres de gluten. No es porque sea una moda, sino porque los alérgicos lo son incluso al contacto. Por eso, para ellos es importante un gel o un champú sin gluten. Pero para un intolerante esto no suele ser un problema y pueden utilizar cosmética de todo tipo ya que no sufren reacciones por contacto. En cualquier caso, pregunta a tu médico para tener la máxima seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *